Seguridad y salud en el trabajo: ¿Cómo promoverla?

Lograr una empresa segura para todos sus integrantes es un camino lleno de retos con diferentes responsabilidades y deberes determinados, tanto para los empleadores como para los colaboradores.

Por esta razón, es fundamental que todos los que hacen parte de la empresa, se encuentren enterados de las diferentes normas, políticas y requerimientos por cumplir en el ámbito de seguridad y salud en el trabajo (SST) para así, consolidar la protección y confianza global en el entorno laboral.

De allí la importancia de preguntarse ¿cuál es una herramienta esencial para dar a conocer los temas de Seguridad y Salud en el Trabajo?

La capacitación, así es, ya que el empleador o contratante debe definir los requisitos de conocimiento y práctica en SST necesarios para sus trabajadores, también debe adoptar y mantener disposiciones para que estos los cumplan en todos los aspectos de la ejecución de sus deberes u obligaciones, con el fin de prevenir accidentes de trabajo y enfermedades laborales.

Para ello, debe desarrollar un programa de capacitación que proporcione conocimiento para identificar los peligros y controlar los riesgos relacionados con el trabajo, haciéndolo extensivo a todos los niveles de la organización, incluyendo a trabajadores dependientes, contratistas, trabajadores cooperados y los trabajadores en misión.

Es por esto, que el empleador debe proporcionar a todo trabajador que ingrese por primera vez a la empresa, independiente de su forma de contratación y vinculación y de manera previa al inicio de sus labores, una inducción en los aspectos generales y específicos de las actividades a realizar, que incluya entre otros, la identificación y el control de peligros y riesgos en su trabajo y la prevención de accidentes de trabajo y enfermedades laborales.

Destacando que, el programa de capacitación en SST, debe ser revisado mínimo una vez al año, con la participación del Comité Paritario o Vigía de SST y la alta dirección de la empresa: con el fin de identificar las acciones de mejora.[1]

Además de las capacitaciones, también encontramos otra herramienta muy útil para promulgar la SST en la empresa, la documentación actualizada.

Frente a esta, debemos preguntarnos: ¿cuál debe estar disponible en nuestro lugar de trabajo?

De acuerdo a la normatividad vigente del Decreto 1072 de 2015, el empleador debe mantener disponibles y debidamente actualizados entre otros, los siguientes documentos en relación con el SG-SST:

1. La política y los objetivos de la empresa en materia de SST, firmados por el empleador.

2. Las responsabilidades asignadas para la implementación y mejora continua del SG-SST.

3. La identificación anual de peligros y evaluación y valoración de los riesgos.

4. El informe de las condiciones de salud, junto con el perfil sociodemográfico de la población trabajadora, según los lineamientos de los programas de vigilancia epidemiológica en concordancia con los riesgos existentes en la organización.

5. El plan de trabajo anual en SST de la empresa, firmado por el empleador y el responsable del SG-SST.

6. El programa de capacitación anual en SST, así como de su cumplimiento incluyendo los soportes de inducción, reinducción y capacitaciones de los trabajadores dependientes, contratistas, cooperados y en misión.

7. Los procedimientos e instructivos internos de SST.

8. Registros de entrega de equipos y elementos de protección personal.

9. Registro de entrega de los protocolos de seguridad, de las fichas técnicas cuando aplique y demás instructivos internos de seguridad y salud en el trabajo.

10. Los soportes de la convocatoria, elección y conformación del Comité Paritario de SST, las actas de sus reuniones o la delegación del Vigía de SST y los soportes de sus actuaciones.

11. Los reportes y las investigaciones de los incidentes, accidentes de trabajo y enfermedades laborales de acuerdo con la normatividad vigente.

12. La identificación de las amenazas junto con la evaluación de la vulnerabilidad y sus correspondientes planes de prevención, preparación y respuesta ante emergencias.

13. Los programas de vigilancia epidemiológica de la salud de los trabajadores.

14. Formatos de registros de las inspecciones a las instalaciones, máquinas o equipos ejecutadas.

15. La matriz legal actualizada que contemple las normas del Sistema General de Riesgos Laborales que le aplican a la empresa.

16. Evidencias de las gestiones adelantadas para el control de los riesgos prioritarios.

Finalmente es fundamental tener en cuenta que la documentación relacionada con el SG-SST, debe estar redactada de manera clara y entendible por las personas que tienen que aplicarla o consultarla. Igualmente, debe ser revisada y actualizada cuando sea necesario difundirse y ponerse a disposición de todos los trabajadores, en los apartes que les compete.[2]

Cumpliendo de esta manera el objetivo de comunicar a todas las partes acerca un tema tan importante como la SST; la cual puede impulsarse, promoverse y garantizarse con aliados como Zona Protegida de SSI, que le brinda apoyo en actividades del SG-SST y garantiza la protección de sus colaboradores 24/7 los 365 días del año.

Para continuar conociendo más sobre el Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo. ¡Espere nuestro próximo blog, muy pronto!


[1] Artículo 2.2.4.6.11. Ministerio del Trabajo. Decreto 1072 del 26 de mayo de 2015.

[2] Artículo 2.2.4.6.11. Ministerio del Trabajo. Decreto 1072 del 26 de mayo de 2015.