Investigación a incidentes y accidentes de trabajo

Lograr un lugar de trabajo seguro y confiable es una labor ardua que se construye con acciones diarias de parte de todos los integrantes de una organización, entre ellas se encuentran aquellas obligaciones y requisitos mínimos para realizar la investigación a incidentes y accidentes de trabajo.

Las cuales tienen el fin de identificar las causas, hechos y situaciones que los han generado, e implementar las medidas correctivas encaminadas a eliminar o minimizar condiciones de riesgo y evitar su recurrencia.

Como primer paso procederemos a recordar las definiciones necesarias para abordar este tema de acuerdo con la normatividad vigente:

¿Qué es un incidente de trabajo? Es el suceso acaecido en el curso del trabajo o en relación con este, que tuvo el potencial de ser un accidente, en el que hubo personas involucradas sin que sufrieran lesiones o se presentaran daños a la propiedad y/o pérdida en los procesos.

Y ¿qué es un accidente grave? Es aquel que trae como consecuencia amputación de cualquier segmento corporal; fractura de huesos largos (fémur, tibia, peroné, húmero, radio y cúbito); trauma craneoencefálico; quemaduras de segundo y tercer grado; lesiones severas de mano, tales como aplastamiento o quemaduras; lesiones severas de columna vertebral con compromiso de médula espinal; lesiones oculares que comprometan la agudeza o el campo visual o lesiones que comprometan la capacidad auditiva.

Y ¿de qué se trata la investigación de incidentes o accidentes de trabajo? Es el proceso sistemático de determinación y ordenación de causas, hechos o situaciones que generaron o favorecieron la ocurrencia del accidente o incidente, que se realiza con el objeto de prevenir su repetición, mediante el control de los riesgos que lo produjeron.

¿A qué se refieren con causas inmediatas? Son las circunstancias que se presentan justamente antes del contacto; por lo general son observables o se hacen sentir. Se clasifican en actos subestándares o actos inseguros (comportamientos que podrían dar paso a la ocurrencia de un accidente o incidente) y condiciones subestándares o condiciones inseguras (circunstancias que podrían dar paso a la ocurrencia de un accidente o incidente).

¿Y las causas básicas? Son las causas reales que se manifiestan detrás de los síntomas; razones por las cuales ocurren los actos y condiciones subestándares o inseguros; factores que una vez identificados permiten un control administrativo significativo.

Las causas básicas ayudan a explicar por qué se cometen actos subestándares o inseguros y por qué existen condiciones subestándares o inseguras.

¿Qué relación tienen los aportantes en este tema? Los aportantes son los empleadores públicos y privados, contratantes de personal bajo modalidad de contrato civil, comercial o administrativo; a las organizaciones de economía solidaria y del sector cooperativo, a las agremiaciones u asociaciones autorizadas para realizar la afiliación colectiva de trabajadores independientes al Sistema de Seguridad Social Integral.[1]

¿Cómo se relaciona con la metodología de la investigación de incidentes y accidentes de trabajo?

El aportante podrá utilizar la metodología de investigación de incidentes y accidentes de trabajo que más se ajuste a sus necesidades y requerimientos de acuerdo con su actividad económica, desarrollo técnico o tecnológico, de tal manera que le permita y facilite cumplir con sus obligaciones legales y le sirva como herramienta técnica de prevención.[2]

¿Cómo se define el equipo investigador?

El aportante debe conformar un equipo para la investigación de todos los incidentes y accidentes de trabajo, integrado como mínimo por el jefe inmediato o supervisor del trabajador accidentado o del área donde ocurrió el incidente, un representante del Comité Paritario de Seguridad y Salud en el Trabajo o el Vigía Ocupacional y el encargado del desarrollo del programa de SST.

Cuando el aportante no tenga la estructura anterior, deberá conformar un equipo investigador integrado por trabajadores capacitados para tal fin.

Cuando el accidente se considere grave o produzca la muerte, en la investigación deberá participar un profesional en SST, propio o contratado, así como el personal de la empresa encargado del diseño de normas, procesos y/o mantenimiento.

Es importante tener en cuenta que los aportantes podrán apoyarse en personal experto interno o externo, para determinar las causas y establecer las medidas correctivas del caso[3], asimismo, podrá aumentar la seguridad de su empresa contando con el servicio de Zona Protegida de SSI, el cual se basa en cuidar la salud de sus colaboradores, clientes, visitantes y proveedores, a través de la atención médica oportuna o el traslado en ambulancia ante una emergencia o urgencia que ocurra al interior de sus instalaciones. ¡Contáctenos aquí!

Recuerda que en nuestros blogs semanales podrás encontrar más información sobre Seguridad y Salud en el Trabajo.  


[1] Artículo 3. Ministerio de la Protección Social. Resolución 1401 el 24 de mayo de 2007.

[2] Artículo 6. Ministerio de la Protección Social. Resolución 1401 el 24 de mayo de 2007.

[3] Artículo 7. Ministerio de la Protección Social. Resolución 1401 el 24 de mayo de 2007.